MI CIUDAD

ALMERIA:
Almeria fue y sera el principio y el fin de mi vida, no cambiaria almeria por ninguna ciudad, por su su verano en la playa y su invierno en la sierra en el fuego de una chimenea caliente, su otoño de brisa fresca y su primavera que florece mas que en el campo en el corazon de su gente.
Amo y amare siempre mi tierra y este escrito se lo dedico a ella por darme lo mas preciado que un ser puede tener, familia, amigos, una vida por delante con la mirada perdida en el mediterraneo, un mar de sueños por cumplir.

martes, 13 de septiembre de 2011

Cerre los ojos y me sente en aquella colina....

Cerre los ojos y me sente en aquella colina, porque cuando cerramos los ojos podemos estar donde queramos y ver lo que queramos, somos amos de nuestro momento, de nuestro tiempo y de nuestro espacio, ese espacio que solo puede ser invadido por los recuerdos.
Pues alli me sente, divisando un paisaje que añoraba, esas vistas que de pequeño veia con mi abuelo donde el sol se esconde y el ultimo rayo de luz atraviesa el agua de la cascada.
Me encontre con mis pensamientos, no los del dia a dia, si no esos escondidos que tenemos y que visitamos en contadas ocasiones porque son capaces de encogerte el corazon de tal manera que la necesidad de estar solo acompaña al sentimiento de la mano.

Fui capaz de ordenarlos, de limpiarlos, de añorarlos y desearlos, de quemarlos y de replantearmelos, todos y cada uno de esos pensamientos que viajan en nuestra mente y que se esconden en lo mas profundo de nosotros. Una vez que te enfrentas a cada uno de ellos y sales victorioso, o con alguna herida, te das cuenta de que el pasado siempre esta presente en cada uno de nuestros actos, y que para poder vivir el futuro y afrontarlo sin miedos, tienes que haber vencido al pasado y a tus recuerdos mas oscuros.

La paz interior, esa que viene despues de solucionar tus conflictos internos, o esa que viene tras un coctel de euforia y adrenalina, esa que sientes despues de un primer beso tan deseado, cuando ves nacer a tu hijo o cuando el arbitro pita el final del partido y tu equipo gana la champions.
Yo me encuentro con esa paz interior, con los pensamientos del pasado resueltos y ordenados, con las heridas sanadas y cicatrizadas, y con la mirada puesta en un futuro prometedor, por lo menos a corto plazo, en donde tengo una mochila llena de amigos, de una familia que me quiere, de una novia que me ama y de una vida laboral que coge un rumbo interesante, siempre mirando a lo lejos una llamada que espero que se produzca.

2 comentarios:

abajolasopos dijo...

Enhorabuena :) no es nada fácil ese logro!!

jairo F.Quindós dijo...

celebro verte tan feliz Peter. esperemos que este estado atraiga las cosas que te falten que bien serán pocas ya.
Un saludo desde mis mundos amigo